Como trabajo

Y de repente la mente se queda en blanco. Piensas... Vuelves a pensar. Te estrujas el cerebro, pero nada. Así. Sin más. Realmente es aterrador ver como tienes ideas que vagan por tu cabeza, pero no eres capaz de plasmarlas y hacerlas tangibles. Intentas atraparlas, y se escapan. Desaparecen. Se llama bloqueo creativo y es el efecto que causa la presión, ansiedad e impaciencia. Un cóctel destructivo para el que hay que estar preparados si hemos elegido dedicarnos a esto de la creatividad. La...

Imaginarnos como se hace un dibujo parece fácil. Es decir, todos podemos visualizar en nuestra mente a alguien dibujando con lápiz y papel, o incluso frente al ordenador (aunque nos parezca algo más complejo, o desconocido). Pero, tener una visión completa del proceso de trabajo es casi imposible a no ser que te dediques a ello, o seas una persona muy curiosa e investigues. Esta es una de las razones por las que socialmente esta profesión no está valorada como se merece, por el...

En ocasiones (más de las que quisieramos) se produce la siguiente incoherencia en el argumento de quienes se plantean pagar por una creación visual: "me interesa tu trabajo pero creo que es un trabajo secundario y banal, algo por lo que no merece la pena gastar el dinero". Y resulta curioso hoy en día, cuando todo es mucho más visual y escogemos una imagen para representarnos, identificarnos o proyectarnos (el ejemplo mas evidente son las redes sociales). Ahora bien, la pregunta es la...

Si hay algo que no se debe hacer nunca, en cualquier disciplina, es dejar de reciclarse. Renovar técnicas, inspirarse en nuevos estilos, formarse en nuevas herramientas de trabajo o la constancia, son tareas fundamentales para crecer profesionalmente y seguir aprendiendo. Lo mejor de todo es que esto es aplicable tanto al amateur como al erudito, siempre hay algo que aprender o de lo que inspirarse. Hablando de inspiración, es curioso que cuando comienzas a dibujar de forma más profesional y...

Por este proceso estoy segura que pasa cualquiera que se dedique a una disciplina creativa. Creo que ilustra bastante bien (salvo lo de destrozar varias cafeteras...) lo que significa partir de un folio en blanco, organizar diferentes ideas, tener en cuenta las directrices del cliente y dejar paso a la creatividad. Arduo proceso, pero eso si, con humor. Y te das cuenta, que hasta los creativos con muchos años de experiencia siguen pasando por este bucle. Porque la capacidad de crear, de...