Las viñetas, todo un arte. Apenas 3 segundos de comprensión y horas de trabajo en la trastienda.

Como digo, es todo un arte.

Una historia comprimida en un solo dibujo, y ademas, con sentido del humor.

Hay historias o anécdotas que se cuentan solas, casi asocias el dibujo al momento. Sin embargo muchas veces, pese a tener en cuenta los factores que pueden ayudarte a conseguir el resultado que deseas, como la gestualidad, las onomatopeyas, la perspectiva, el movimiento, la composición, el color, etc., es francamente complejo imprimir en el dibujo la esencia humorística de la historia.

De ahí mi admiración por todos los ilustradores que lo consiguen con una habilidad e ingenio envidiables.